En el Estanque Dorado thru 2015

Ernest Thompson - El Mundo - photo by Olmo Calvo

Ernest Thompson, durante su visita a Madrid.
photo by Olmo Calvo

ERNEST THOMPSON: ‘EL TEATRO ES LO MÁS PURO QUE VA A QUEDAR DE ESTA ERA TAN TECNOLÓGICA’

~ by Esther Alvarado

El escritor, actor y director visita España para asistir a la representación de su obra cumbre, protagonizada por Lola Herrera y Héctor Alterio en el Teatro Bellas Artes

Va una medio temblando porque se va a encontrar con el hombre que escribió la oscarizada En el estanque dorado (Mejor Actor, Mejor Actriz y Mejor Guión Adaptado en 1981) y lo que se encuentra es a un tipo afable de sonrisa fácil, voz profunda y fuerte apretón de manos. Ernest Thompson ha visitado España para asistir a una representación de la versión teatral de su obra, que estará hasta noviembre en el Teatro Bellas Artes protagonizada por Lola Herrera y Héctor Alterio.

“Vi una luz que llegaba desde el cielo iluminándome para escribir esta función”, dice, y acto seguido suelta una carcajada. Obviamente bromea: “No tenía ni idea de que lo que estaba escribiendo tendría este éxito. Yo solo era un actor en paro que se sentó un día a escribir”. Ahora su obra se representa en todo el mundo (viajará a Dinamarca y China próximamente) Nunca un desempleo fue más productivo


 

PreguntaUsted es autor de teatro, actor, director y escribe letras para canciones. ¿Cuál de esas facetas es la primordial en su vida creativa?

 

R.-  Para mí siempre lo favorito es lo que no estoy haciendo. Así que si estoy escribiendo una obra de teatro y me está costando mucho trabajo pienso: “Me gustaría estar escribiendo una canción”. Mi primer amor es siempre escribir letras de canciones y lo hago en todo momento; cuando estoy paseando por el bosque, cuando corto leña… Y cuando después escucho la canción me acuerdo perfectamente de lo que estaba haciendo cuando la escribía. Sin embargo, en este mundo tan tecnológico en el que todo se roba, canciones, películas y libros, el teatro es lo único que no se puede robar, por eso mi favorito ahora es el teatro, que es lo más puro que va a quedar de esta era tan tecnológica.

 

Pregunta‘En el estanque dorado’ es una obra sobre el amor en la tercera edad, sobre las relaciones entre padres e hijos… ¿Así la pensó usted?

 

R.-  Sí, pensé en todo eso. Siempre me sorprende cómo afecta la obra de distintas maneras a distinas personas. Cuando la escribí tenía en mente algo mucho más filosófico, porque cuando era pequeño pasábamos muchas temporadas en una casa muy parecida a la de la obra y mi madre no nos dejaba tener televisión ni teléfono: solo los libros y el campo para salir a jugar. Era un sitio muy bueno donde pasar la infancia. Cuando llegué a la veintena, me di cuenta de que todo eso estaba cambiando. Ya estábamos en la era de la informática y la gente ya no se quedaba todo el verano, venía con sus ordenadores y no salía tanto. Cuando escribí la obra realmente estaba escribiendo sobre eso, por eso puse a estos personajes mayores que se mantenían viviendo en esa época más antigua que se estaba terminando y que se daban cuenta de que su tiempo también se acercaba a su fin.

 

PreguntaLa relación de Normal con el adolescente, saltándose a la generación de la hija, es algo muy actual en un tiempo en el que los abuelos pasan más tiempo con sus nietos que el que pasaron con sus hijos. ¿Ha tenido esta experiencia personalmente?

 

R.-  Lamentablemente no conocí a mis abuelos. Esto se basa en la observación de que en todas partes, sobre todo en Estados Unidos, se pone mucho énfasis en que el hombre tiene que ser hombre, en la virilidad, y en la obra Norman está perdiendo esa virilidad, esa potencia, y el chico aún no ha llegado a ello. Eso es algo que les une y pueden hablar de las cosas sin sentirse intimidado el uno por el otro. Hace unos años escribí una versión musical de la obra en la que había una canción titulada ‘Casi hombres’, con la que se entiende muy bien esa relación. En cuanto a la hija, Norman no fue demasiado buen padre y ella le recuerda como una figura intimidante e impositiva y por eso no puede tener complicidad con él, pero el chico le reta, le desafía, y por eso sí pueden relacionarse de esa manera.

 

PreguntaEl asunto de la virilidad también está en la relación de Norman con el novio de su hija.

 

R.-  Sí, por eso es muy importante que el actor que interprete al novio de Chelsea sea un hombre fuerte, para que Norman tenga la sensación de que esta persona pueda ser lo suficientemente buena para su hija. Más que una competición entre ellos, es que los dos encuentran una cosa en común: Norman no fue un gran padre para su hija y Bill está divorciado y está un poco perdido en cuanto a qué hacer con su hijo. Eso pasa mucho entre los hombres: todos en algún momento fallan y de ahí sale esa conversación tan interesante para el público.

 

Pregunta¿Es consecuencia de la niñez que tuvo el hecho de que Chelsea no quiera tener hijos?

 

R.-  Hay un libro maravilloso de los años 50 que recomiendo siempre que es ‘Tu niño interior del pasado’. La autora dice que en algún momento de nuestras vidas, todos tenemos que decir adiós al niño que fuimos, romper el lazo con los padres y convertirnos en nuestros propios padres: cuando nos vamos a la Universidad, cuando nos independizamos, cuando nos vamos a la guerra, o nos casamos… Lo que pasa es que no siempre tenemos un buen ejemplo en nuestra infancia de lo que es ser un buen padre. Este es el caso de Chelsea; por eso ella se siente tan protectora con respecto a unos potenciales hijos que pudiera tener a los que quiere proteger de la madre que ella sería. Es como una bifurcación del guión muy bonita que ella se vaya a convertir en madrastra de este adolescente; es como un canto a la esperanza de que todo se puede resolver de alguna forma al final.

 

Pregunta¿Era consciente de que había escrito un clásico?

 

R.-  Por supuesto. Estaba sentado cuando vi una luz del cielo y supe que iba a escribir la gran maravilla del mundo [se ríe]. No, por supuesto que no. Yo era un actor en paro cuando me puse a escribir la obra y pensé que tendría suerte si seis amigos míos, al acabar de verla representada en mi salón, no me recomendaban que me dedicase mejor a otra cosa. Ningún autor se sienta pensando que va a escribir una cosa maravillosa y la verdad es que no sé qué es lo que ha pasado para que esta obra se convierta en algo tan internacional que se está haciendo aquí, se hará en Londres Copenhague, Shangai… Básicamente no te tienes que sentar a escribir un éxito, sino a escribir lo más bonito que puedas escribir. Tenía un profesor en la universidad que me dijo que si podía afectar a una persona del público, con eso, ya has tenido éxito.

 

PreguntaEn realidad esta obra puede afectar varias veces a la misma persona. Los que vimos la película siendo niños ahora tenemos la edad de la hija y nos dice cosas distintas.

 

R.-  Pues espera a tener la edad de los abuelos… [se ríe]. A mí también me dice cosas distintas. Yo puedo cambiar cosas en la obra, por ejemplo, en la obra original, la hija le pedía a la madre que el chico se quedara con ellos un mes, pero luego pensé que era mejor que la idea viniera de la madre, como una compensación por no haber sido muy buenos padres con ella. Eso viene de la sabiduría, porque cuando escribí la obra tenía 28 años y ahora tengo muchos más y eso cambia tu visión sobre las cosas.

 

Pregunta¿Se ve haciendo el papel de Normal alguna vez?

 

R.-  Sí, cuando tenga la edad. Hace unos años, el actor que hacía el papel de Charlie [el cartero, que se ha eliminado en la versión española] tuvo que marcharse y yo le sustituí. Era un papel pequeño, pero sí, cuando tenga la edad haré de Norman.

 

PreguntaCuando era pequeña pensaba que el protagonista era Norman, pero ahora veo a la abuela como el personaje más sólido.

 

R.-  Eso es porque es usted una mujer fuerte [se ríe] . Estoy de acuerdo con eso. El personaje más fuerte es Ethel, pero el personaje de Norman es muy entrañable y es fácil quererle. Dependiendo del momento de la vida en que uno esté, cambia la percepción, como dijimos antes. Para mí es importante ver las producciones y saber que he dejado mi obra en manos de los mejores.

 

Pregunta¿Es importante que cada producción tenga actores conocidos? Nunca se podrá superar el elenco de la película, con Henry y Jane Fonda y Katharine Hepburn…

 

R.-  Ayuda a vender entradas, por supuesto, pero para nada tiene que ver con cómo se cuenta la historia. Yo la hice hace tiempo con gente que nadie conocía y la gente salía igualmente maravillada. Hace poco se hizo con un elenco negro en Broadway y a los cinco minutos te olvidabas de eso y te centrabas en la historia. Pensé que me iba a preguntar si los actores se sienten intimidados por los personajes de la película, que fueron galardonados con el Oscar, y la verdad es que eso sucede. Por ejemplo, hice una producción para televisión con Julie Andrews y Christopher Plummer, y ella decía que nunca podría competir con Katharine Hepburn y yo le dije: “Estupendo, porque no tienes que competir con ella, tienes que hacer tu propia Ethel”.

 

Pregunta¿Hay más gente mayor que joven en el patio de butacas de esta obra?

 

R.-  Como el teatro es más caro en EEUU, la gente que se ve es algo mayor, pero espero que empiece a haber precios más asequibles para que pueda ir la gente joven. La experiencia del teatro es maravillosa e incomparable a cualquier otra, porque no es solo la obra que estás viendo, sino que estás en el patio de butacas con un montón de gente que ríe, llora y guarda silencio a la misma vez que tú.

 

To read this article in El Mundo, click here.

For more information about the show and to purchase tickets, click here.

 

 

 

 

Top